turismo rural menorca
turismo rural menorca

Desconectar de la rutina, de la ciudad, de sus humos y sus ruidos es el sueño de muchos urbanitas. Llega un momento en el que sentir la hierba bajo los pies y respirar aire puro puede ser la mejor medicina para una vida vertiginosa y estresante.

Si este es tu caso, una buena dosis de tranquilidad y naturaleza puede ser lo que necesitas, así que quizás el turismo rural menorquín sea una gran opción para escapar en tus próximas vacaciones.

Durante años la posibilidad de alquilar casas rurales en pequeños pueblos o incluso en mitad de la nada ha sido una oferta al alcance de cualquiera. Pero no todo el mundo estaba dispuesto a desconectar del todo y quizás por ello, lo que más ha cambiado en los últimos años, es la modernización de los servicios. Así que sin perder la esencia del turismo rural, ahora podemos disfrutar de la naturaleza con conexión a internet, climatización, servicios de spa, etc.

Menorca nos ofrece paisajes increíbles: monte, playa, pinadas que se extienden hasta las orillas, aguas cristalinas, azules turquesas y marinos, calas perdidas, etc., en definitiva un paraíso natural alejado de las masificaciones del típico turismo de playa. Mahón y Ciudadela son los centros urbanos más grandes de esta isla que fue declarada Reserva de la Biosfera en 1993. Por lo tanto, Menorca es sin duda un destino clave en lo que a turismo rural se refiere.

Si además quieres exprimir tu estancia y disfrutarla completamente puedes tener en cuenta que la oferta de turismo rural fuera de temporada garantiza la máxima tranquilidad y precios mucho más económicos que en temporada alta. La esencia del turismo rural es el descanso y la relajación, pero también el disfrutar del entorno y hacer actividades al aire libre. El senderismo, el ciclo turismo, el submarinismo, los paseos en velero y catamarán o descubrir sus ruinas prehistóricas son sólo algunos de los muchos planes que nos ofrece Menorca. Todas estas maravillosas excursiones fuera de temporada serán no sólo mucho más cómodas, puesto que no hay tanta gente, sino que además seguro que será mucho más sencillo encontrar plazas, hacer reservas, alquilar un coche en Menorca.

En definitiva, el turismo rural aporta grandes beneficios. A la vez que relajante es activo, es apto tanto para niños como para mascotas, nos da una sensación de libertad extra, nos conecta con nuestros orígenes, nos oxigena y tonifica. Si lo hacemos fuera de temporada, la desconexión con la rutina es aún mayor puesto que todo estará mucho más tranquilo y las posibilidades de realizar excursiones serán más asequibles y factibles. Además, ya no es sólo el participar en actividades sino también el conocer a la gente local que será más receptiva en momentos en los que no haya tantos turistas merodeando por la zona.

Sin duda alguna Menorca nos ofrece la posibilidad de disfrutar a solas o en familia y desde luego su turismo rural fuera de temporada nos permitirá contemplarla en su estado más natural, el de una isla preciosa y tranquila por la que perderse y encontrarse con energías renovadas.

 

Dejar respuesta