Mahón es la capital de Menorca
Mahón es la capital de Menorca

Cugó Gran Menorca, Alojamiento cinco estrellas en una finca de lujo en Menorca, nos recomienda que visitar en la capital de Menorca.

Mahón es la capital de Menorca y, por tanto, un destino obligado para cualquier turista que visite la isla, por poco que sea el tiempo del que disponga. Pasear por su puerto (considerado uno de los mejores puertos naturales del mundo), deleitarse con sus monumentos, perderse por sus calles (que poseen el encanto de todo pueblo pequeño) o disfrutar de su gastronomía serán actividades que hagan las delicias del afortunado visitante.

Qué visitar en Mahón, la capital de Menorca

Como apuntábamos, pasear por el puerto de Mahón (de 5 kilómetros de longitud) debería ser una de tus prioridades. Asimismo, la Fortaleza de Isabel II es uno de los enclaves más emblemáticos de la isla. Construida en 1847 para hacer frente al ataque de los ingleses, esta fortificación se alza en la península de La Mola (al norte del puerto). Hay distintas formas de disfrutar de esta visita, dependiendo de nuestro interés y del tiempo del que dispongamos: podemos concertar una visita guiada, hacer uso de las audioguías o, sencillamente, caminar libremente atendiendo a los carteles informativos.

Si quieres hacerte eco del ambiente que se respira en el centro de la capital menorquina, te recomendamos que te pases por la terraza de La Mojigata, un pequeño restaurante ubicado al lado del Mercado del Pescado (exactamente en el número 15 de la Plaza de España). Echa un ojo a su carta y prueba algunas de sus tapas, entre las que se cuentan algunos de los platos tradicionales de la isla (calamares rellenos, huevos rotos, etc.). Y ya que estás a dos pasos del Mercado (Sa Peixeteria), aprovecha para entrar y deleitarte tanto con el edificio (construido en 1927) como con la decoración tradicional, y, por supuesto, con la amplia variedad de alimentos que ofrecen sus múltiples puestos.

Siguiendo con la línea gastronómica, hay otros dos lugares que no puedes perderte. El primero de ellos es la destilería de Gin Xoriguer (ubicada en el Andén de Poniente número 91), donde podrás probar y asistir al proceso de elaboración de la ginebra oriunda de la región. Asimismo, y para los más golosos, la segunda parada obligada es la tienda El Turronero (Carrer Nou número 22). Como su nombre indica, están especializados en la elaboración de turrones, aunque también venden otros productos típicos, como quesos, embutidos y las famosas ensaimadas menorquinas.

Otros puntos de especial interés son las iglesias de Santa María (construida sobre los cimientos de un templo gótico) y de la Concepción (de estilo bizantino y con planta de cruz griega), así como el Museo de Menorca. En este último podrás conocer la historia de la isla (a través de un recorrido por la primera y la segunda planta), así como asistir a las múltiples exposiciones temporales con las que cuenta su variada programación.

Y ya de cara a la noche, y si todavía te quedan fuerzas, puedes aprovechar para salir de fiesta, puesto que Mahón es el lugar de la isla con la oferta nocturna más variada (podrás encontrar desde amplias discotecas hasta infinidad de pubs y bares).

Dejar respuesta