Barranc d’Algendar
Barranc d’Algendar

En Menorca, esta preciosa isla del archipiélago balear, podemos encontrar las calas vírgenes más bellas, junto a sus playas y acantilados de ensueño, pero también existen excelentes excursiones que realizar en el interior de la isla, donde vamos a poder disfrutar de entornos igualmente placenteros y llenos de encanto.

Os recomendamos DoralAuto, excelentes, en alquiler de coches en Menorca.

Proponemos en este artículo, acercarnos al término municipal de Ferreries y encontramos con un pequeño torrente llamado río de Cala Galdana. Allí abundan los senderos naturales del Barranc d’Algendar. Esta es una excursión absolutamente recomendable.

El Barranc d’Algendar es un accidente geográfico situado en un altiplano al sur de Menorca con unos acantilados de 80 metros de altura y el pequeño río de Cala Galdana regando, silencioso, los recodos de este paraje de gran riqueza ecológica.

Adentrándose en los senderos antiquísimos que se dibujan a lo largo del Barranc d’Algendar, pronto sabremos que es un lugar poco modificado por la mano del hombre y, no por ello carente de historia y de leyendas que hacen más encantador, si cabe, este rincón de Menorca.

Existen, en el Barranc d’Algendar una fauna, con algunos edemismos y una vegetación, que es muy rica y frondosa, constituyendo una importante reserva ecológica. Los menorquines ayer y hoy han sido buenos conocedores de esta riqueza, que significa tierra fértil para plantar. Así, podemos observar que es lugar de cultivos y hortales desde la dominación musulmana de Menorca y, por eso, durante nuestra excursión vamos a encontrar elementos que nos evocan a la época de esos agricultores árabes que realizaron con sus propias manos pequeños canales de riego y aljibes para recoger la esperada agua de lluvia.

Cuenta la tradición popular de Menorca que el Barranc d’Algendar es el lugar donde existieron los jardines almogávares de Santa Águeda.

En esta excursión familiar también podremos saber de algunas cuevas naturales que se encuentran en estos parajes como la “Cova des Càrritx” o la “Cova Vermella” donde conoceremos su finalidad de culto y refugio para los habitantes de Menorca de hace muchísimos años. Con el fin de preservar su valor geológico, actualmente las visitas solo están permitidas a la comunidad científica.

Envueltos por el ambiente ancestral que evocan estas cuevas, podremos descubrir también uno de los relatos más conocidos de este precioso lugar: La leyenda de “Sa novia d’Algendar”. Cuenta las abuelas de Menorca, una triste historia de tierra y mar sobre el desembarco de un buque de origen turco cuya tripulación entró en una finca d’Algendar donde se celebraba la boda de una bella aldeana menorquina. Raptaron a la joven llevándosela a tierras remotas y después de muchos años de cautiverio logró escapar de sus secuestradores y regresar al Barranc d’Algendar, en su Menorca natal. Ya nada fue igual pues la joven se convirtió en una mujer muy deteriorada y delirante fruto de su terrible experiencia. Sin hogar a donde ir, la limosna y predecir el futuro se convirtieron en su modo de vida.

Una última excursión nos lleva a disfrutar de la Cala Galdana en la desembocadura del riachuelo del mismo nombre. Esta es una de las playas más conocidas y grandes de Menorca; ideal para aquellas familias que gusten de actividades acuáticas como los paseos en barcas motorizadas o interminables sesiones de juegos sobre flotadores gigantes. Un divertido y refrescante final para nuestra excursión familiar al Barranc d’Algendar.

Dejar respuesta