Addaia, un reducto de tranquilidad al norte de Menorca
Addaia, un reducto de tranquilidad al norte de Menorca

Para poder visitar Addaia, debemos viajar hasta Menorca ya que este pequeño paraíso, se encuentra en el noreste de la isla.

Podríamos afirmar sin temor a equivocarnos que Menorca es bellísima en su conjunto, y particularmente el puerto y la urbanización Addaia, que se encuentran ubicados en la zona norte de la isla, son una de las mejores muestras de armonía entre entorno rural, marítimo y la intervención civilizada. Addaia nació en realidad como una pequeña urbanización situada junto al puerto natural que le da su nombre. Posteriormente se fue construyendo un puerto deportivo donde amarran las embarcaciones y los yates que lo frecuentan, sobre todo en la época veraniega.

El puerto de Addaia es una cala natural tocada por la intensa luz turquesa del mar Mediterráneo. Al abrigo de las inclemencias más severas, por estar rodeado de las isletas del mismo nombre, goza de una naturaleza y fondo marino sublimes. No en vano, parte de la costa norte de Menorca, recibió el reconocimiento de la UNESCO como reserva marina en el año 1993.

La rica reserva marina de esta parte de la costa menorquina y las salinas de Addaia, muy cercanas al parque natural de “S’Albufera dels Graus” dan cobijo a este paraje tranquilo y armonioso en donde encontramos el remanso de paz ideal para unas vacaciones de ensueño en pareja o, si así lo decidimos, en la familia.

En el complejo Addaia formado por esa cala natural, el puerto deportivo y la urbanización perfectamente integrada en el entorno, tendremos la posibilidad de realizar numerosas salidas y excursiones; rutas que se pueden planear para conocer mejor la cala natural de Addaia o simplemente itinerarios que nos permitan disfrutar de este entorno natural y de otras muchas calas que hay en el lugar.

En el entorno del puerto de Addaia también se pueden realizar paseos a caballo por las salinas de Montgofra con sus espectaculares parajes y para los amamtes del fondo marino, tendrán a su disposición diversas salidas en embarcaciones para disfrutar de espectaculares jornadas de submarinismo o practicar snorkel.

Una ruta en coche para deleitarse con el sol al atardecer, recorriendo las pequeñas carreteras cercanas a la costa es otra de las muchas opciones que nos ofrece Addaia y si nuestra afición es el avistamiento de aves en entornos naturales salinos, estamos en el sitio adecuado. Las salinas son el lugar perfecto para observar flamencos, garzas o cormoranes entre otras aves.

No podríamos marchar de Addaia, este delicioso rincón bañado por las turquesas aguas del Mediterráneo, sin conocer la gastronomía del lugar, que ofrece una gran variedad de establecimientos en donde deleitarnos con platos típicos de la isla. Elaborados con productos de la tierra, encontramos en Addaia y en Menorca en general, pescados, quesos, embutidos y vinos de primera calidad y las recomendaciones pasan por probar la caldereta de langosta, músculos frescos de Menorca y postres típicos como los amargos o los “carquinyolis” de Menorca.

Alquila tu coche en Menorca para disfrutar de este paraiso.

Llegado el momento de iniciar el viaje de regreso a nuestro hogar, sin duda habremos vivido experiencias inolvidables que acariciarán para siempre los recuerdos de nuestra estancia en esta preciosa isla.

 

Dejar respuesta