El blanco y negro en las fotografías de boda
El blanco y negro en las fotografías de boda

El blanco y negro en las fotografías de boda

El poder visual de la fotografía en blanco y negro es innegable, hoy uno de los mejores fotógrafos de bodas en Barcelona, nos habla de esta maravilla. Las connotaciones que aporta y la atemporalidad que transmite son dos de los principales rasgos de este estilo fotográfico, aunque hay muchos otros factores que hacen que el blanco y negro nunca pase de moda, tanto en los reportajes para boda como en cualquier otro formato.

Contraste y protagonismo

Una de las mayores virtudes de la fotografía en blanco y negro es su capacidad para resaltar el protagonismo de la persona retratada, evitando la distracción que otros elementos pudieran producir si la imagen fuera en color. Dicho de otro modo, a través del juego de contrastes al que se presta este estilo, el blanco y negro aísla al protagonista y focaliza en él la mirada del observador. El juego de luces y sombras es crucial a la hora de empoderar ciertos elementos dentro del encuadre, y no hay un estilo fotográfico más apto para ello que el blanco y negro.

Dramatismo

Otra de las características esenciales de la fotografía en blanco y negro es el dramatismo que añade al instante capturado. Así, una escena que a priori pudiera pasar desapercibida —unos niños jugando durante el banquete, una madre llorando en segundo plano durante la puesta a punto en casa de la novia, etc.—, al ser pasada por el filtro del blanco y negro, adquiere tintes muy distintos, con una fuerza visual que raramente alcanzan las instantáneas en color.

Versatilidad

Sin abandonar la línea apuntada por el rasgo mencionado en el párrafo anterior deducimos el siguiente: la versatilidad del blanco y negro. De la mano de un buen fotógrafo, cualquier momento puede ser transformado en una imagen trascendente, en ocasiones incluso épica. Y es que hablar de fotografía en blanco y negro es hacerlo de imágenes emotivas y cautivadoras. Así, cuando el profesional nos entregue su trabajo finalizado meses después, seremos testigos privilegiados de instantes y detalles acaecidos durante nuestro día B que nos perdimos en su momento. Estas imágenes compondrán un cuadro mucho más vasto del que pudimos captar nosotros, como novios, durante aquella jornada, enriqueciendo nuestros recuerdos de por vida.

Atemporalidad

Como decíamos, la atemporalidad es otra de las facetas más significativas del blanco y negro. Gracias a ello, no importará el estilo que predomine en vuestra boda, ni que los colores de los vestidos más vistosos estén pasados de moda dentro de unos años: el blanco y negro hará que vuestras fotografías sigan siendo elegantes y atractivas en el futuro.
Compatibilidad con el color

Pese a todo lo dicho anteriormente, tal vez sigáis prefiriendo que las fotografías en color sean las que predominen en vuestro reportaje. Aun si es así, os proponemos que no dejéis el blanco y negro de lado por completo. Intercalar fotografías editadas en ambos estilos suele dotar a los reportajes y álbumes fotográficos de boda de un plus de originalidad considerable. Si os decantáis por esta opción, os recomendamos que incluyáis bastantes más fotografías en color y que dejéis el blanco y negro para aquellas imágenes que deseéis resaltar dentro del conjunto.

 

Dejar respuesta