Microinjerto capilar en Menorca
Microinjerto capilar en Menorca

El cuidado del cabello es uno de los puntos clave en la estética y la salud masculina, ya que las consecuencias como la alopecia o la aparición de canas generan cierto temor. El paso del tiempo es inevitable y existen muchas cosas que no se pueden frenar, pero si podemos empezar a cuidar correctamente el cabello para evitar la caída prematura del pelo o tu debilitación, entre otras cosas. O siempre nos quedara el MicroInjerto Capilar

La temperatura y la alimentación, vitales para la salud capilar

Los cambios bruscos de temperatura o los climas extremos afectan a todo nuestro cuerpo por igual, así que lavar el cabello con agua muy caliente podría hacerlo sufrir de la misma manera que al contacto con la piel. A la hora de secarlo, procura hacerlo al natural con aire o quitando un poco la humedad con una toalla sin frotar demasiado para no dañar el pelo, evitando el secador en la medida de lo posible o usándolo con aire frío si tienes que utilizarlo.

Y de la misma manera que las temperaturas afectan a todo el cuerpo por igual, lo que comemos tiene un efecto directo en nuestra biología. El consumo de una dieta equilibrada será fundamental para la salud del cabello y si es rica en proteínas muchísimo mejor, así que alimentos como la carne pueden ser grandes aliados para fortalecer las raíces del pelo y que crezca correctamente.

No dañes tu pelo o agredas el cuero cabelludo

Una de las partes del cuerpo que se ve afectada en primer lugar por la polución ambiental, el humo del tabaco o los ambientes insalubres es el cabello ya que es una de las zonas más visibles y habitualmente no va protegida con ropa u otros elementos. Si estamos en contacto con estos agentes será importante realizar una correcta limpieza del cabello, y si lo hacemos muy a menudo debe ser con champús suaves que no dañen el cabello.

Con estos agentes externos el pelo puede verse dañado, y también por conductas de las que podríamos no ser conscientes como rascarnos la cabeza de una forma agresiva haciendo que las uñas puedan dañar el cuero cabelludo o utilizando elementos afilados que puedan estropear el pelo.

Los mejores productos para las rutinas

Uno de los productos infalibles para una rutina de cuidados capilares correcta y saludable es el acondicionador. Este elemento le proporcionará una buena dosis de hidratación, brillo, suavidad y cierto volumen. No es aconsejable utilizarlo a diario así que basta con aplicarlo un par de veces por semana y únicamente hacia las puntas, ya que en la raíz podría tener un efecto graso.

Y si el acondicionador es un producto que debes adquirir cuanto antes los geles fijadores, espumas y ceras son los que debes tirar en cuanto tengas ocasión de hacerlo. Aunque pueden ser productos útiles en un momento puntual para fijar un peinado en una ocasión especial, no son sustancias que debas aplicar a diario en tu pelo ya que no lo dejarán respirar, lo ensuciarán en exceso y serán perjudiciales a la larga.

Otro producto que no debes olvidar entre tus recursos capilares y especialmente en momentos en los que pases mucho tiempo al aire libre o en las épocas más calurosas como el verano es el protector solar para el cabello. Los rayos del sol son igual de perjudiciales para el pelo que para la piel, así que existen productos específicos para evitar que se dañe con la exposición a este fenómeno.

Luchar contra la caída del pelo y otros problemas

Si estás en la situación en la que ya empiezas a sufrir la caída del pelo, debes saber que en muchas ocasiones no está relacionada con una alopecia genética y es posible que las causas sean carencias nutricionales o estrés. Para combatirlo existen diferentes complementos alimenticios, dietas o soluciones naturales como la levadura de cerveza o el mijo. Eso sí, siempre que no sea por una cuestión genética.

Cuando los remedios no funcionan o no sabes por dónde empezar también es aconsejable ponerte en manos de un experto dermatólogo, ya que diferentes expertos en la salud del cabello masculino están especializados en tratar la alopecia. De nuevo será más complicado cuando las causas son genéticas, pero existen algunos métodos para ralentizar el proceso.

Dejar respuesta