Semana Santa en Menorca
Semana Santa en Menorca

La Semana Santa en Menorca se celebra también con Cofradías y procesiones, al igual que en el resto de España, aunque dentro del año festivo no es de las festividades más destacadas.

En vez de realizar cada Cofradía una procesión distinta, en Menorca la realizan todas ellas conjuntas (hay siete). Actualmente, en Mahón ocupan tan sólo dos días (Domingo de Ramos y al Viernes Santo), mientras que en Ciutadella parten sólo el Viernes Santo, acompañadas por el coro de la Capilla Davídica y la banda de música de la Catedral de Ciudadela.

La cofradía más importante de Menorca es la de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, conocida popularmente por La Sangre, y fue establecida canónicamente por el Papa Clemente XIII en 1772. Tuvo en su origen un pequeño oratorio junto al nuevo hospital que se construyó en 1729, levantado bajo la dominación inglesa, y que servía para el servicio y auxilio espiritual de los enfermos allí ingresados y de gentes pobres, donde el hospital les era su último refugio. Al ser propiedad del Ayuntamiento, por problemas de humedad y falta de espacio, fueron trasladados a la Iglesia de San José, al lado del hospital, dando cabida no sólo a los enfermos, sino también a los sanos devotos.

Desde el siglo XVI hasta 1836, esta cofradía organizaba y regía las antiguas procesiones en las noches del Jueves y Viernes Santo, portando cada uno de ellos una representación de la pasión y muerte de Nuestro Señor el Jueves, y la imagen del Cristo yaciente, representando así el Santo Entierro el Viernes. Hasta que en 1840, con la aprobación del régimen liberal de la tercera constitución española, estas procesiones sufrieron algunos cambios: la del Jueves se suprimió y la del Viernes sufrió un profundo cambio en su composición.

El Domingo de Resurrección, antiguamente, las calles de Mahón también eran escenario de una procesión con la presencia del Obispo de Menorca. Hoy en día, aún algo se conserva con la Procesión del “Encuentro”, que se celebra por la mañana. En esta procesión, las imágenes del Cristo Resucitado y la Virgen de la Soledad vestida de azul y blanco, se encuentran uno frente al otro, simbolizando la bienvenida al gran Misterio de la Resurrección.

Actualmente el Domingo de Ramos (procesión del Vía crucis), las Cofradías en Mahón se reúnen para partir en procesión desde la Iglesia de San Francisco; el Viernes Santo, parten de la Iglesia de Santa María, junto al Ayuntamiento de Mahón, pasean por el casco antiguo de la ciudad y regresan a la Iglesia para terminar con la ceremonia del Santo Entierro, realizando un recorrido un poco más largo que la anterior.
La iconografía de la cofradía es la del Cristo Crucificado (llamado también El Buen Pastor), acompañado por la imagen de María Magdalena que le abraza al pie de la cruz, misterio procesional que data de la última década del siglo XVII.

Dejar respuesta