Fortaleza de la Mola
Fortaleza de la Mola

La Fortaleza de la Mola, se convierte en un imprescindible de la isla; siendo uno de los lugares más visitados por los miles de turistas que recibe la isla cada año.

Fortaleza de la Mola en Menorca

Un lugar con mucha historia, en el que se nos irán mínimo 2 o 3 horas, por lo que es importante ir  sin prisas para disfrutar de todo su encanto. Otro consejo es contratar una visita guiada que están disponibles todos los días en español por un módico precio de 3 euros por persona apróximadamente.

Esta fortaleza fue una estructura decisiva para defender la isla de Menorca de cualquier ataque. Es también conocida como Fortaleza de Isabel II y estaba compuesta por 10 frentes divididos en dos grupos: los de defensa terrestre; que eran los más importantes y los de defensa marítima; donde se aprovechaban los acantilados que rodeaban la península de la Mola, como medida marítima de protección.

Historia de la Mola

La impresionante Fortaleza de la Mola, fue construida entre 1848 y 1875 con el principal objetivo de defender la isla de la amenaza británica que sufría, pues Inglaterra quería utilizarla como base para defenderse de los franceses.

La isla de Menorca, por su situación estratégica excelente en el cruce de las rutas marítimas del mediterráneo, ha sido un punto de mira para su conquista desde el Final de las Guerras Napoleónicas de 1815.

Aunque hubieron muchos intentos, la fortaleza de la Mola que podemos ver a día de hoy es una obra española que se inició tras la demolición del Castillo de San Felipe. Su contrucción se originó como consecuencia de las nuevas tensiones internacionales que tomaron protagonismo en el Mediterráneo Occidental, concretamente cuando Francia ocupó Argelia.

El aumento del antagonismo anglo-francés de mitad del siglo XIX obligaron a España a fortificar de nuevo la isla, dando lugar a esta increíble fortaleza que protege a Menorca.

La fortaleza tenía tres objetivos: defender el puerto, servir de fuerte de seguridad y conformar la base de operaciones de todas las fuerzas del ejército de la isla.

Qué ver en la Fortaleza de la Mola

La Fortaleza de la Mola es un destino obligado en Menorca, pues nos permite disfrutar de tres aspectos disferentes pero, a la vez, complementarios:

1. Monumentos históricos

Esta fortaleza destaca por ser una de las mayores fortalezas europeas construidas en el siglo XIX. Una fortaleza perfectamente trazada que presenta grandes valores arquitectónicos y una perfecta conservación de los muros.

2. Vistas panorámicas

La Fortaleza de la Mola, al encontrarse en la península de la Mola; junto a la entrada del Puerto de Mahón, ofrece preciosas vistas hacia este puerto y hacia el litoral de la isla.

3. Entorno natural

Esta fortaleza, al ser construida en un entorno natural clave, ha sido declarada zona ZEPA (Zona Especial para la Protección de Aves) y LIC (Lugar de Interés Comunitario), para garantizar su protección.

Este entorno natural destaca por las migraciones que recibe de muchas aves. Por ejemplo, en la época de primavera se pueden observar especies que siguen sus rutas desde África hacia Europa.

Datos de interés turístico

Localización:

La Fortaleza de la Mola o Fortaleza de Isabel II, es un complejo militar que se encuentra en la Península de la Mola, en la entrada del puerto de Mahón, en Menorca.  Esta fortaleza queda justo enfrente del Castillo de San Felipe.

Para llegar a la fortaleza tienes varias opciones: puedes ir en coche, desde la rotonta del Puerto de Mahón, siguiendo la M3 carretera la mola hasta su fin, unos 7 km; en taxi, llamando a los servicios de Taxis Mahón o Radio taxis; o puedes ir en barco, de mayo a octubre la empresa Water Taxi ofrece un servicio personalizado con salidas desde el Puerto de Mahón a Cales Fonts.

Horario:

Desde junio hasta septiembre, la fortaleza abre todos los días, de 10:00 a 20:00 horas. Desde octubre hasta abril, abre de martes a domingo, de 10:00 a 14:00 horas. Y en mayo, de 10:00 a 18:00 horas.

Precio:

Adultos: 8€

Niños entre 6 y 11 años: 4€

Niños entre 12 y 16 años y mayores de 65: 5,50€

Menores de 6 años: Entrada gratuita

Un dato muy interesante, es que la fortaleza nunca ha sido atacada; encontrándose en un estado muy bueno de conservación. ¿Te lo vas a perder?

Dejar respuesta