Calas y playas en Menorca
Calas y playas en Menorca

Arenal den Castell

La playa de Arenal d’en Castell: se caracteriza porque, a pesar de ser grande, está ligeramente cerrada por dos pequeños montes, cortando el paso al viento, y dando lugar a otra playa más pequeña, el Macar de sa Llosa.

Arenal de Son Saura

Arenal de Son Saura (Son Parc), la playa está rodeada de bosque, y a ella se accede por diferentes sitios (carretera, hoteles…) y está muy cerca del club de golf de Menorca. Siguiendo la costa, llegamos a Cala Prudent.

Cala Galdana

Cala Galdana, es una de las más espectaculares por su tamaño. A pesar de la construcción y el turismo, resulta de gran belleza ya que su terminación es el barranco de Algendar, donde predomina la naturaleza virgen, pinares, refugios de animales y especies vegetales endémicas. Hoy en día se ha convertido en un embarcadero; también en frente del embarcadero, en el extremo opuesto encontramos el mirador de Sa Punta, en un elevado rocoso conocido como el Penyal Vermell.

Playa de Son Bou

Playa de Son Bou, la más extensa con 4 kilómetros de largo. Abarca desde la Punta d’Atàlix al Cap de Ses Penyes, donde hay cuevas que en su día fueron habitadas. En un extremo de la playa podemos ver los restos de una basílica paleocristiana. Es una playa turística, con servicios de todo tipo: kioscos, tumbonas, sombrillas, juegos acuáticos…

Playa de Binibequer

Binibèquer, es la playa más frecuentada en la zona de Sant Lluís. Ofrece muchos servicios como un bar-restaurante, velomares, hamacas… Cercana a esta playa está Cala Torrent, sin arena, pero habilitada como puerto, con terrazas desde donde se pueden lanzar al mar.

Playa de Punta Prima

Punta Prima, bautizada por los ingleses como Sandy Bay (bahía arenosa), ha sufrido una fuerte transformación en los últimos años, con la construcción de hoteles y chalets, convirtiendo la zona en un complejo para turistas.

Playa de Sa Mesquida

Playa de Sa Mesquida: caracterizada por Es Pa Gros, un peñón de 68 metros de altura y la torre de defensa del siglo XVIII construida por los ingleses para defenderse de los franceses. Pasado el peñón, encontramos la cala de Sa Raconada Vella, aunque es muy poco visitada porque apenas hay playa.

Playa de Es Grau

Es Grau: aunque no es una playa virgen, está muy bien conservada. Pertenece a una pequeña urbanización vacacional y de segunda residencia de lo que fue un antiguo y pequeño puerto de pescadores; Siguiendo la costa, podemos acceder a dos playas más pequeñas: Es Tamarells y Sa Torreta; Desde la playa des Grau podemos acceder en barca a la Illa d’en Colom donde encontramos dos pequeñas playitas. En esta isla, además, habita una especie autóctona de lagartijas.

Playa de Cavalleria

Platja de Cavalleria: es el punto más al norte de la isla y, a pesar de ser de difícil acceso, es muy visitada. Se confunde la Platja de Cavalleria con la playa de Farragut. Además, podemos practicar el buceo. También podemos ver desde la playa la Illa dels Porros, que desaparece bajo las olas cuando hay oleaje.

Cala Pregonda

Cala pregonda: se accede en barca, o caminando desde la playa de Binimel•là por el sendero, caminando entre 30-45 minutos. Llegamos primero a la playa Pregondó, así que si queremos llegar hasta Cala Pregonda, todavía nos quedará caminar un poco más.

Dejar respuesta